960 065 693
Te atendemos en tu idioma

Botox

Botox en Valencia

Información general

Una de las técnicas por excelencia para el tratamiento y prevención del envejecimiento facial es la aplicación de toxina botulínica, conocida popularmente como bótox®. Este tratamiento es empleado desde hace años para el tratamiento de arrugas faciales, y para prevenir su aparición.

La toxina botulínica es una sustancia que permite debilitar sutilmente algunos de los músculos faciales responsables de la formación de las arrugas de expresión. Antes de someterse a un tratamiento con toxina botulínica, es imprescindible ser consciente de que las arrugas que ya están marcadas en la piel en reposo, pueden obtener importantes mejoras con la aplicación de botox®, pero en algunos casos, esa mejoría no implica su desaparición completa.

Las técnicas de inyección y el conocimiento científico respecto a este producto han aumentado de forma importante durante los últimos años, lo que ha permitido que se puedan lograr resultados muy favorables, sin alterar la naturalidad del rostro, e incrementando la seguridad de su uso.

Las arrugas y signos faciales que pueden ser tratados mediante la aplicación de toxina botulínica son:

  • Arrugas frontales

  • Arrugas del entrecejo

  • Arrugas de las patas de gallo

  • Sonrisa gingival

  • Bruxismo e hipertrofia de masetero

  • Hiperhidrosis o hipersudoración corporal

Para el tratamiento de las arrugas o surcos de ciertas regiones faciales, como ojeras, surco nasogeniano, líneas de marioneta, código de barras o pómulos, es necesario utilizar ácido hialurónico en lugar de toxina botulínica.

La toxina botulínica puede ser empleada también para estilizar perfil del rostro, y a la vez, tratar el bruxismo, mediante el tratamiento del músculo masetero. Otra indicación para la que puede utilizarse el bótox® es para el tratamiento de la hiperhidrosis o hipersudoración de cualquier región del cuerpo.

Detalles del procedimiento

El procedimiento de inyección de toxina botulínica es rápido, y produce leves molestias, que son atenuadas mediante el uso de cremas anestésicas o de técnicas de analgesia vibratoria durante su aplicación. La duración de su efecto oscila entre 4 y 6 meses. Esta variabilidad depende sobre todo de características propias de cada persona y de la zona tratada.

Nuestros cirujanos plásticos son expertos en la aplicación de toxina botulínica. Valoraremos individualmente tu caso para plantearte las mejores opciones terapéuticas con el fin de alcanzar un rejuvenecimiento natural y armónico para tu rostro.

Contacta con tu especialista en Botox

Enrique Salmeron
Enrique Salmerón
Botox
  

Llámenme


Déjenos su teléfono y le llamamos
Llámenme*

*MedCare se pondrá en contacto con usted antes de las próximas 24 horas